Techos continuos de Escayola

 

Uno de los sistemas más tradicionales y por tanto más conocidos, es el techo continuo de escayola, sobre todo en nuestra península. Consiste en instalar un techo fijo de escayola pura. Al instalar este tipo de techo, se ofrece una apariencia lisa, que permite ocultar las imperfecciones de la cubierta original.

El material que ofrecemos en Techos Calabuig está fabricado a base de escayola y fibra de refuerzo, un producto incombustible e inerte que aumenta la resistencia.

Además, tiene unas características técnicas excepcionales:

  • Tolerancias espesor +- 1mm . Desv. Ang.< 1mm.
  • Reacción al fuego Clase A-1.
  • Fácil repintado.
  • Producto ecológico.
  • Resistencia a la humedad.
  • Reflexión de la luz.
  • Conductividad térmica.
  • Producto aséptico.

Su instalación es de las más típicas, pudiendo variar en función de las diversas formas de sujeción. En cualquier paso, si una vez colocado el techo, aparecen grietas y/o fisuras será un indicador de que la instalación es incorrecta.

Si estás pensando en decantarte por este tipo de techo para tu obra o estancias, tienes a disposición varios tipos:

  • Placa contramolde: cuenta con una estructura nervada mejorada con respecto de la placa hueca tradicional, ya la altura de los nervios es mayor, igualando la altura de la costilla de la plaza. La estructura nervada está raspada para permitir el anclaje de la estopada en cualquier punto de los nervios. Se puede cortar a pequeñas tiras, sin peligro de pandeos.
  • Placa maciza: se puede cortar con facilidad en pequeñas tiras y la estopada se puede fijar en toda la placa.

El resultado final es de un techo completamente liso que ofrece una apariencia capaz de convivir con muchos estilos.

 

Marca y Tarifa

fabricante de techos y suelos aislantes

Contacta con nosotros

Nombre   Asunto   Acepto política de privacidad
Mail